5 sept. 2011

ganas.

Ganas, de despertarme porque el sol entra por mi ventana, y que dibuje en el techo rayitas, oír los pájaros cantar y cuatro niños hablando por la calle. Mirar el techo, ponerme a pesar, en lo que haré, como seguirá mi vida dentro de unos años, y si podre despertar en ese mismo lugar muchos años después, de que haré en todo el día y en cuando encontrare ese amor que tanto deseo...
Apoyar un pie en el suelo frío, luego el otro, notar algún que otro granito de arena, y recordarme para ese mismo día no cambiarme le biquini en la habitación. El siguiente paso, es abrir un cajón, coger un biquini ponérmelo y dejar el pijama en su sitio.
entonces salgo de mi habitación, salgo al pasillo, donde enfrente mía encuentro el baño, al que directamente voy para hacerme un boñigo o un pirri en el pelo, me lavo la cara y hago un poco la tonta delante del espejo. Otra vez el pasillo,depende de como giren mis pensamientos ese día, salgo al balcón o no, y observo las bonitas vistas que muchos desearían tener. Sigo mi camino, de frente me encuentro "el espejo" ese en el que me miro, me vuelo a mirar y me requetemiro antes de salir, bajó las escaleras y entonces suena de mi boca un, BON DIA A TOTS! Al cual alguien contestara BON DIA, mi trajectória sigue hacía la despensa donde me espera mi zumo rutinario de uva y piña, tiro el plástico de la pajíta, y digo, VAIG A LA PLATJA, entonces llevo mi toalla debajo del brazo y mi zumo en la mano.
Pocos pasos quedan, solo hay 20 hasta llegar a la playa, lo que tardo en beberme el zumo, entonces llega la duna y su pasarela, la subo y veo muchas sombrillas clavadas en la arena y luego la mar, Normalmente suele haber una sombrilla con los colores del arco iris y entonces se acerca corriendo mi vida,mi her. Hablamos de lo que hicimos el día anterior y tardamos poco en meternos al agua. La arena, me relaja caminar sobre ella, sobretodo cuando deja burbujas y cuando lo pisas notas como se hunde, caminando hacía las rocas, me paro a ver si el socorrista vale la pena, vuelvo, y me paro a ver mi playa, que sin duda es la mejor, muchos recuerdos me llegan a la mente, y temo el día en el que no puedo ir.
LO MEJOR llega cuando algún día se va la luz, y se ven todas las estrellas, los niños corren por la calles con sus linternas jugando al escondite aprovechando al noche y dando sustos a sus amigos, mientras los mayores disfrutamos de las vistas, y sin duda yo disfruto, y valoro lo 

bonito que la vida me da.



No hay comentarios:

Publicar un comentario