1 sept. 2011

i open at the close.

Donde quedaron aquellas tardes de domingo, viendo desayuno con diamantes con un Frapuccino en la mano, o las vacaciones dedicadas a la lectura. He dejado guardadita mi pelicula favorita y he cerrado el libro de capote por un tiempo, el café se queda. Tengo que aguantar las largas noches de trabajo, temo diciembre, si ahora esto es así, ¿Cómo serán los finales?
He comprado la vogue de septiembre, y no le he quitado el envoltorio todavía! Me desconozco... perdóname si estos días estoy un poco ausente, el deber me reclama!

No hay comentarios:

Publicar un comentario