27 jun. 2013

'Qué tiene tu veneno que me quita la vida sólo con un beso.'

¿Cómo echar de menos algo que nunca fue real? ¿Cómo echar de menos tus labios si nunca los he probado? ¿Cómo echar de menos tus caricias si tus manos nunca han recorrido los lugares mas recónditos de mi espalda? ¿Cómo echar de menos tus besos si nunca has catado mi cuello?  ¿Como echar de menos tus ojos si nunca has visto más allá de una máscara de hierro en mi cara? ¿Cómo echarte de menos a ti, si todo estaba en mi mente?

¿Qué hago?
¿Escapo? Tu falso recuerdo me persigue.
¿Imagino? El dolor es más fuerte que lo bonito que es todo en mi mente.
¿Te espero? Sé que nunca vas a llegar.

Y aún no sé porqué te escribo esto si volverá al cajón. Al cajón de siempre. Al cajón donde guardo todas las manchas de tinta. Al cajón donde ahogo lágrimas y penas. Al cajón de siempre.
No son más que cartas. No es más que un papel donde está mi vida arrojada. Cartas que te escribiré hasta que exhale mi último suspiro porque supongo que es lo único que me queda.
He perdido la cuenta del tiempo que llevo esperándote. He perdido la cabeza y el corazón. Me he perdido a mí misma. Quererte cuesta caro, ¿eh?

Volveré para dejarme la vida aquí. Como siempre.


7 comentarios:

  1. "Para como soy es muy diferente".
    Yo te voy a preguntar algo, ¿algún día me dejarias colarme en ese cajón de siempre, por favor?
    Se te da jodidamente bien escribir para ese cajón y exijo leer más de esta otra Lau.

    Me encanta.
    S.

    ResponderEliminar
  2. Omg, me ha encantado. Me he sentido muy identificada, Lau.
    Jo, escribes genial asdfghjk, sigue así.
    Un besito, soy @Piscis3012.

    ResponderEliminar
  3. Lau, vaya preciosidad. Diferente o no, me ha encantado, y ya no solo eso, era como leerme a mi misma suspirando. Escribes que da gusto, y a mi también me gustaría colarme en ese cajón, junto a Sab.

    Espera leerte pronto,
    Ana.

    ResponderEliminar
  4. ....Y ME LLEVA A LA LUNA, Y ME OFRECE LA DROGA QUE TODO LO CURAAA, DEPENDENCIA BENDITA, INVISIBLE CADENA QUE ME ATA A LA VIDA.
    (Disculpa, no he podido evitarlo).

    Déjame que piense por dónde empezar. Sí, no tiene nada que ver con eso a lo que nos tienes acostumbrados, pero.. Madre mía. Explícame por qué demonios no escribes más a menudo. Como ha dicho Sab, a mí también me gustaría ver algo más de ese cajón, el de siempre. Aunque supongo que todos tenemos un cajón, el cajón de siempre, que nadie va a abrir nunca porque no les dejaremos.

    Esperemos que al menos, algún día esas cartas lleguen a su destino.

    Te asdffghjk mucho (es decir, te quiere),
    Yaiza.

    ResponderEliminar
  5. Puf...esta entrada...Creo que me identifico demasiado con ella, y con la desesperación de sus líneas.
    El primer párrafo es sublime. "¿Cómo echar de menos algo que nunca fue real?". Muy a mi pesar, soy un ejemplo de que eso es posible. Lau, no sé qué decirte, quizás ya esperaras que precisamente a mí esta entrada me enamorara, pero es que ha sido más que eso. Gracias por estas palabras tan perfectas, ojalá nos deleitaras con placeres así más a menudo. Te puedo asegurar que sería algo a lo que me podría acostumbrar sin problemas :3

    Sigue así, por favor.

    Daw.

    ResponderEliminar
  6. Ya te dije esto cuando la leí pero, que sepas que es una entrada genial-increíble-perfecta-real y cualquier otro adjetivo que quede y que sea similar a esos.

    Supongo que ya no soy la única que echa de menos algo que nunca ha tenido o que sabe que nunca va a tener. '¿Cómo echarte de menos a ti, si todo estaba en mi mente?' Esa frase lo resume todo.

    (Luna de WA) Marta.

    ResponderEliminar
  7. Y EN MOMENTOS OSCUROS, PALMADITA EN LA ESPALDA Y YA ESTOY MÁS SEGURO; SE ME PONEN SI ME BESAAAS ROJITAS LASSS OREJAS.
    (Yo tampoco he podido evitarlo.)

    Lau, espera, ¿Por qué no escribes más? ¿Por qué no dejas que nos deleitemos más a menudo con tus palabras? Eres una egoista ¬¬' Comparte más cosas "De aquel viejo cajón"
    En fin, es tan.. puf. (Sí, soy consciente de que me expreso muy bien) Pero es que no sé que decir, es tan real, que sobran las palabras.
    Todos nos hemos sentido así alguna vez, creo.
    Echar de menos algo que no tienes, pero que a la vez te llena la vida, viene de fábrica con nosotros, creo.

    Te admira,
    Mir.

    ResponderEliminar