20 dic. 2013

 Demasiado pequeña en este mundo tan grande. No ves que tu vida es como el Titanic. No ves que tus miedos e inseguridades son el iceberg. No ves que tus monstruos te destrozan en pedazos, que lo has perdido todo. Dejar que el dolor cale bajo la lluvia es rutina. Las viejas y cochambrosas botas típica de los setenta abrigando tus pies y el corazón helado, donde es muy fácil resbalar. El duro invierno, el puto jodido y duro invierno, cuando solo tus demonios consiguen resguardarte del mundo, cuando la soledad te ofrece su compañía y cuando tu alma se convierte en cristal y es más frágil que nunca.

Aquellos que tanto hablan del miedo no saben lo que es temer dormirte. Lo que es temblar sola deseando dejarte llevar por la necesidad de perderte. Lo que es destruir el cristal que tanto te recuerda el asco que das con tus propias manos. No saben lo que es que escribir ya no llene. No saben lo que es desgarrarte la garganta en silencio. No saben lo que es gritarle rota al vacío en unos versos. No saben lo que es sentir que tu cabeza es tu propia cárcel. No saben lo que es el huracán, caos, tormenta o como quieran llamarlo, de tu cabeza. No saben lo que es destruirte pensando. No saben lo que es nada, porque no saben lo que es el miedo. El miedo a ti misma.

Las comisuras de los labios se agotan, ya no pueden fingir más.

¿Un café y comenzamos esta guerra?


12 comentarios:

  1. Creo que el miedo a veces es superior. Y mucho del daño que hacemos es por él, igual que mucho de nuestro dolor también es causado por él. Por lo que sólo nos queda enfrentarlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Como siempre te digo, me gustan los detalles que pones que dan esa magia, como el de las botas.
    ¿Un café y comenzamos? Con un café se pueden hacer muchas cosas, pero por favor no comiences una guerra. Las guerras siempre terminan mal.

    Yaiza.

    ResponderEliminar
  3. Nadie puede saberlo excepto tú... Nadie lo entenderá excepto tu, Lau. Nadie podrá ayudarte, pero eres tan fuerte que tú sí podrás. No te temas, quiérete. Es mucho más sensato, créeme.

    Y no, de pequeña nada... Eres enorme.

    Lutz.

    ResponderEliminar
  4. JODER LAU. ¿Eres consciente de lo que acabas de escribir? Luego dices que no eres buena con las palabras. Y una mierda.
    Coincido con Lutz, nadie sabrá nunca lo que es estar en tu mente. Por eso siempre subestimarán nuestros demonios, porque nunca sabrán lo poderosos que son. Y esas dos últimas líneas…me has dejado sin aliento.
    Comencemos una guerra, pero esta vez contra nuestros monstruos, esos que se empeñan en convencernos de que no valemos. Vamos a demostrarles que se equivocan.

    Te admira,

    Daw

    ResponderEliminar
  5. Yo después de todo lo que dicen estás personitas de aquí arriba ^^ pues... no sé que decir. Porque todo se queda insignificante.
    Intentar hacer una opinión de un sentimiento ajeno.. es.. difícil.
    El miedo siempre está, y no por eso somos cobardes. Pero sabes? Tienes que enfrentarte a todos los miedos que te plantee la vida. Porque puedes, puedo y porque se puede.

    Escribes jodidamente bien.
    Y no sé si en alguna ocasión he dicho que me encanta la música que tienes en tu blog. Es muy "emocionante"

    ResponderEliminar
  6. 'No saben lo que es que el escribir ya no llene.' Has descrito a la perfección todo lo que siento.
    Descafeinado, por favor.
    Llueve por dentro y por fuera en http://albordedetucama.blogspot.com.es/
    M.

    ResponderEliminar
  7. ¡Que bonito lo que escribes!
    Te sigo.
    Feliz año.

    6 del dos
    Bloglovin

    ResponderEliminar
  8. Ya te dije cuando me presentaste el texto que me encantaba (aunque es quedarse corto) y que sepas que, a pesar de que no ganaras el concurso, sigue siendo de mis favoritos de todos los que recibí porque te veo en él. Veo que te has plasmado a ti misma en el texto y creo que pocas personas logran hacerlo.

    Un día. Tú y yo. Escribiendo juntas (y fotos, claro). Piénsalo.

    Te quiere, tu Martus.

    ResponderEliminar
  9. Madre mía. Que. Pedazo. De. Pasada.
    Es verdad que muchas veces nos tememos a nosotras mismas por diversas razones, como si hubiese algo en nuestro interior que no pudiésemos controlar.

    Besitos<33

    ResponderEliminar
  10. Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiamos ambos blogs con mas visitas.

    me respondes a emitacat@gmail.com

    besoss!! ^_^
    Emilia

    ResponderEliminar
  11. Que bonito escribes, acabo de descubrir tu blog, te apetece que nos sigamos? De ser así hazmelo saber en mi blog =)

    Un saludo The Pink Graff

    ResponderEliminar