15 feb. 2014

nostalgia se llama

La noche de aquel frío viernes en el que te marchaste, se me hizo tarde entre toneladas de cafeína y un montón de folios ocupando sitio en el escritorio, que terminaron deshaciéndose entre las llamas de nuestra chimenea. Y acabé encendiéndome un liado, cerca del fuego, tratando de recalentar mi corazón. Echándote de menos, como siempre, preguntándome también porqué anoche me arropaban tus brazos y hoy la soledad.

Y bueno, hace años de aquel viernes, pero yo sigo tropezándome en bares buscando tu espalda en la barra pidiendo cañas. Abrazando cada día a la nostalgia, dejando que me consuma como quien lo hace con el cigarro de después de echar un polvo.

Ahora fuera diluvia, como en mi interior, y probablemente es la peor idea que he tenido nunca, pero he vuelto a escribirte. Y ha sido como tomar una bocanada de aire bajo la lluvia, o llenarme de nicotina los pulmones, o aspirar el olor de tus camisas. Y aunque ya no estés, te siento junto a mí tecleando con una mano sobre mi espina dorsal, y con la otra dibujando la línea de mi clavícula. Que ya se que todo es el veneno de la nostalgia corriendo por mis venas, pero benditas palabras que me han salvado de otra noche a solas con la luna.


10 comentarios:

  1. Se llama nostalgia. Sí... La conocemos, ¿verdad?

    Creo que me he quedado enganchada con eso de buscar su espalda en la barra del bar. Eso, exactamente eso. No sé, Lau. Textos cortos que unen frases increíbles. Como eso de con una mano teclear y la otra dibujando la línea. Y siempre es mala idea escribirles. Siempre. Pero es como respirar.

    Sé que me entiendes...

    Yo sí que te quiero.
    Lutz.

    PD. El día que acabe de leer una de tus entradas sin querer subrayar frases no existirá.

    ResponderEliminar
  2. Jo, pensaba que sería la primera. Lutz siempre se me adelanta.
    Joder, Lau. Y yo que pensaba que no podías escribir mejor, pero con esta entrada te has superado. Cada línea tiene tanto sentimiento, suena tan bien…y me identifico tanto. La soledad puede ser jodida cuando nos hace recordar que una vez no era todo tan oscuro. Que una vez alguien nos acariciaba la espalda y había algo más que lluvia. Bueno, tal y como tú dices, siempre nos quedarán pluma y papel. Y es que escribir también salva.
    A sus pies, poetisa.
    (Destacaría frases pero se me gastaría el subrayador)

    Te quiere,

    Daw

    ResponderEliminar
  3. Creo que no había comentado nunca, pero tengo que decirte que me encanta como escribes. He estado leyendo varias entradas y lo único que puedo decirte es que eres de esas personas que atrapan con sus palabras. ¡Maravillosa! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. La nostalgia, si la conoceremos. Se me da por creer que es alguien que se nos aparece en medio de un día cualquiera pare recordarnos que si estuvimos vivos antes, y aún resuenan en nuestras fibras sensibles esas vivencias, hoy también seguimos vivos, y más que nunca. La nostalgia que nos inunda hoy, o mañana, o quién sabe cuando, es porque todavía nos pasan cosas, todavía nos afecta el mundo, todavía somos seres humanos llenos de cosas por dar. Salú.

    ResponderEliminar
  5. ¿Por qué eres tan genial en todo lo que haces Lau Lau? (Te odio-quiero).
    Echar de menos es jodido, mucho, pero es porque nos sigue importando eso que ya no está.
    ¡Artista! (Luna de WA)

    Te quiere, Martus ♥

    ResponderEliminar
  6. WOW LAU. No sé qué tiene esta entrada, si la naturalidad, si ese lenguaje... Pero se me ha puesto la carne de gallina, me ha hecho sentir mucho. El final de cada párrafo es simplemente sublime. ¿Su espalda pidiendo cañas? ¿Escribiendo con su mano en tu espina dorsal, dibujando la línea de tu clavícula? Benditas palabras que nos salvan a todos nosotros de la monotonía. Benditas tus palabras, que dicen cosas como estas.

    Te quiere,
    Yaiza.

    ResponderEliminar
  7. re lindo! sigue escribiendo saludoss..

    ResponderEliminar
  8. Sólo te diré que me has dejado sin palabras. ¡Excelente!

    Un saludo. XX

    http://adreaminhollywood.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  9. Siempre lo consigues,
    emocionar.

    ¿Nostalgia... sí, y quién no?

    Increíble Lau. :)

    ResponderEliminar