12 nov. 2012

Necesitaba dedicarte esta entrada. Llevo pensando mucho tiempo en qué decirte, pero cuando se trata de cosas alegres, mi imaginación se corta. ¿Sabes lo que me encantó de encontrarte? Que por fin pude tener una amiga de verdad, sí, las personas que tengo a mi alrededor siempre me han fallado, por una cosa u otra, a excepción de dos o tres, podría decirse; puede ser porque se fijan más en lo superficial, en la imagen. Tú no. Te conocí por internet, hablé contigo, me pareciste una persona maravillosa, y no me equivocaba. Lo bueno de conocer a personas así es que se fijan en la persona, en como eres, y eso me a encantado.
Me has ayudado mucho, en todo, eres muy grande, y te quiero mucho. Además, compartimos aficiones y gustos, eso hace mas fácil la amistad ¿No?
De verdad, haberte conocido en uno de noviembre fue lo mejor que pudo pasarme, después de tantos meses hablando, contándonos historias, nuestras alegrías y nuestras penas, por fin pude darte un abrazo. De verdad, hablar contigo es una forma de tranquilizarme cuando me siento mal, de desahogarme, aunque no llevemos años de amistad siento como si te conociera desde siempre (eso es muy típico decirlo, lo sé), te he contado cosas que no le he contado a nadie simplemente porque desde el primer momento me pareciste alguien en quien puedo confiar, y eso para mí, es muy difícil, no suelo confiar en nadie, pero contigo es diferente. Eres una gran persona y una gran amiga.
Odio cuando la gente me tomaba por tonta cuando decía: yo tengo una amiga que no conozco y tal... Y me decían: no puedes ser amiga de alguien a quien no conoces. SÍ, SI SE PUEDE, y es mucho mejor, porque tío, te fijas en cómo es quien sea, respetas a la otra persona y no juzgas, primero conoces.
No sé que más decirte, que gracias, aunque suene típico, tengo que darte las gracias de corazón. Te quiero mucho.



3 comentarios:

  1. Ais, Laura. La piel de gallina. Puede que sea porque nosotras, las blogeras, nos sentimos fácilmente identificadas. Yo hace tiempo que conozco gente por internet. Dicen que es peligroso, pero sólo lo es si eres una sin cabeza. Tengo una amiga en Canarias y otra en Madrid, las conocí por tuenti por nuestra afición a escribir. Después me pasé a blogger y aquí, bueno... Ya sabes. Es difícil resistirse a gente tan maravillosa. Sólo espero que algún día pueda conocer a todas esas personas que en un momento u otro, me han ayudado a seguir adelante. Un besazo, Laura <3

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo. Me ha tocado conocer gente genial, sin «conocer» realmente. He conversado con personas que estaban incluso en otro país, y me parecían más buena gente que algunos de los que conozco en persona.
    Me alegro que finalmente hayas podido encontrarte con esa amiga especial. Internet puede ser un gran beneficio si se le usa con conciencia.
    Me gusta tu blog, y me quedaré por aquí.
    Espero que luego tengas tiempo de echar un vistazo a mi espacio.
    Nos seguiremos leyendo, un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Oh, God, Laura. Has conseguido plasmar sobre la hoja en blanco todo lo que pienso de esas personas que un día te encuentras en la red, y al día siguiente ya te resultan imprescindibles. Me he sentido muy identificada, y no he podido evitar imaginarme a una persona en concreto, con la que comparto una amistad tan fuerte como la que tienes tú con esa persona a la que dedicas la entrada aunque no sean pocos los kilómetros que nos separan. Como dice Yaiza, se me ha puesto la piel de gallina. Gracias por escribir esto, porque le acabo de decir que se pase a leerlo. Increíble.

    Un besazo enorme! <3

    ResponderEliminar