8 mar. 2013

Entonces se dio cuenta de que lo había perdido todo. De que sus párpados cansados pesaban por encima de cualquier cosa. De que sus dificultosos suspiros cada vez se propagaban más lentamente por la habitación, el sonido se resumía en nada. Silencio. Donde los demás encontraba soledad, ella encontraba calor. Miraba curiosa aquel pequeño e insignificante ticket. London Underground. 27 JUN 12. EMBANKMENT. Con añoranza en sus ojos. ¿A dónde había ido? Qué más daba. Pensó. Exhaló un último suspiro. Sí, último. 
¿No he citado toda la sangre que corría por sus brazos? 
Ese era su estilo. 
Escapar.
De todas las opciones para resolver un problema... Aunque en ella ya no era un problema de adolescente descocada, era una vida. Llena de... ¿Acaso algo la llenaba? ¿Acaso había motivos? Pero, de todas esas opciones, la más fácil era acabar con todo de una. Matar dos pájaros de un tiro.
¿Cobarde? Puede.
¿Coherente? No.
Tratar de arreglar aquel desastre solo crearía mayores caídas. Y no quería llegar al fondo.
Nunca.
¿O tal vez ya había llegado?



5 comentarios:

  1. Yo creo que sí que había tocado fondo. De hecho, tu entrada describe a la perfección lo que hay más abajo del fondo. Más al fondo aún. La desesperación.
    Es genial, Lau. Ojalá escribieras más, la verdad.

    Te quiere,
    Yaiza.

    ResponderEliminar
  2. Increíble, Lau. Joder, menudos escalofríos. Sinceramente, no me gustaría estar en su piel, en la piel de quien no encuentra salida. En la de alguien que ha tocado fondo, y parece resignarse a hundirse más en él si cabe. Y las dos imágenes...Puf, la primera me ha puesto los vellos de punta. Magnífico, como Yaiza, desearía que escribieras más a menudo.

    Te hace reverencias,

    Daw.

    ResponderEliminar
  3. Hay veces que la opción más útil nos parece esa: escapar.
    Sin tener que dar explicaciones ni nada. Muchas veces pensamos que qué más da, si total, es nuestra vida ¿no?.
    Es increíble.

    ResponderEliminar
  4. ¿A TI CÓMO DEMONIOS HAY QUE DECIRTE QUE ESCRIBAS MÁS A MENUDO? ¿TE LO GRITO? PORQUE TE LO GRITO, EH.

    "¿Cobarde? Puede
    ¿Coherente? No."

    Lau, eres tú. Son tus palabras. Es tu sangre que te da ese toque a la hora de escribir. Esta entrada es como una puertecita que dice "No entres" pero todos entran. Y el olor a caos y sangre 'echa pa'trás'.
    Eres, todo tú, una puertecita a un caos descontrolado, tal vez, pero controlable. (No lo controles nunca. Eres increíble así.)

    Te grita que ¡ESCRIBAS MÁS A MENUDO!,
    S.

    ResponderEliminar
  5. Eh hola, pasaba por aquí para decirte que eres increíble.
    Pero gracias a éstas señoritas de aquí arriba, yo ya sí que me he quedado sin palabras para comentarte. (joooo)

    Esa sensación de tocar fondo, de que no hay nada que te llena, de querer escapar, huir lejos.
    La describes perfectamente, hasta el punto de ponernos en la piel del personaje y sufrir nuestro propio caos.

    Te felicita,

    Mir.

    ResponderEliminar